APLICACIÓN DE LA INFORMACIÓN

Sobre la confidencialidad de la información se puede mencionar que el Decreto Ley Nº 14100 del Sistema Nacional de Información (SNIE) del 5 de noviembre de 1976, en el artículo 15 dice: "Los datos o informaciones que obtenga el sistema son absolutamente confidenciales y serán utilizados solamente para fines estadísticos, no podrán ser revelados en forma individualizada. Los organismos administrativos y judiciales no expedirán requerimientos de información individualizada, sólo podrán ser divulgados o publicados en forma innominada".

En ese sentido, los empadronadores/as no pueden revelar la información recogida por ningún motivo, también para resguardar la confidencialidad ninguna persona ajena al Censo debe acompañar al empadronador/a durante las entrevistas.

De acuerdo a la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional, que establece que Bolivia se organiza territorialmente en departamentos, provincias, municipios y territorios indígenas originarios campesinos, el futuro Censo garantiza la generación de información que responda a esta nueva estructura política administrativa. Los Censos Nacionales son la única fuente de datos completa para obtener estadísticas básicas necesarias para diversos fines por unidades geográficas mayores y principalmente menores.

Los resultados de un Censo resultan muy útiles para estimar las necesidades de la población y, en consecuencia, para definir políticas y acciones que tiendan a mejorar las condiciones de vida de los habitantes, para el seguimiento y evaluación del Plan Nacional de Desarrollo, para la distribución equitativa de recursos económicos y para la formulación y seguimiento a políticas sectoriales.

Para los estudiantes e investigadores, acceder a la información puede servirles para estudiar las principales características demográficas y sociales de un área determinada, analizar la evolución de los indicadores (por ejemplo, de pobreza, de salud, etc.) y hacer diagnósticos sobre la situación social.

La información censal tiene además otras utilidades, por ejemplo: para la distribución proporcional de recursos económicos procedentes de la coparticipación tributaria; para la distribución de escaños que es proporcional a la cantidad de habitantes, de manera que cuando cambia la cantidad de habitantes se altera el número de representantes en la estructura de la asamblea legislativa plurinacional (circunscripciones uninominales, plurinominales y indígenas originario campesinas); para la distribución de recursos asignados a la lucha contra la pobreza con el indicador de Necesidades Básicas Insatisfechas(NBI).